Translate

MentesBrillantesVzla - YouTube

Loading...

jueves, 30 de julio de 2015

La ciclotimia. El vaivén emocional ¿Cómo podemos afrontarlo?

Según las estadísticas, el trastorno de ciclotimia es muy poco frecuente y su prevalencia en la población mundial está cerca del  1%. El DSM-IV (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales),  nos dice que la Ciclotimia se caracteriza por episodios leves de depresión e hipomanía (elevado o irritable estado de ánimo y reducción en la necesidad de sueño por al menos 4 días). Los adultos son diagnosticados luego de que los síntomas persisten por dos años. Los niños y adolescentes son diagnosticados luego de 1 año.

Según Dr. Stepehn Stökl B., Jefe de Psiquiatría en el Centro de Salud Regional en Ontario, Canadá: “El trastorno de Ciclotimia tiene un inicio en la adolescencia tardía y en la adultez temprana y tiene una naturaleza crónica, es el punto medio entre el trastorno bipolar I y bipolar II.”

El problema principal es que la mayoría de las personas que sufren de ciclotimia, nunca reciben tratamiento, aseguró John Preston Doctor en psicología, profesor de Allian International University y autor de 3 libros sobre el trastorno bipolar, incluyendo “Haciéndose cargo del Trastorno Bipolar” (Taking Charge of Bipolar Disorder). Esto se debe a que la depresión no es discapacitante, y las personas se sienten bien por periodos de tiempo, pero estos periodos no duran más de dos meses, según lo estipula el diagnóstico por medio del DSM-IV. En otras palabras como los síntomas son menos incapacitantes, las personas simplemente no se dan cuenta que tienen este trastorno, dijo Sheri Van Dijk, psicoterapeuta y autora del libro de Habilidades para el desorden Bipolar (DBT Skills Workbook for Bipolar Disorder). Por lo general los familiares y los seres queridos son los que se dan cuenta del problema, ya que sufren de las dificultades para vivir con alguien con estados de ánimo muy inestables.

“La Ciclotimia tiene un alta morbilidad, relacionada con el rompimiento de relaciones personales y con el trabajo y si los sujetos no son tratados, las consecuencias pueden ser aún peores y pueden desarrollar severos cambios en el estado de ánimo”, dijo Stokl, “lo que puede llevar a que sean diagnosticados con el trastorno bipolar”explicó Preston.


Diagnosticando la Ciclotimia.

Realizar un Diagnóstico certero por Ciclotimia es un poco difícil, ya que puede confundirse con el trastorno bipolar II o con el trastorno límite de la personalidad (pero los sujetos con el trastorno bipolar II tienden a luchar con una depresión más severa). También hay importantes diferencias entre la ciclotimia y el trastorno límite de la personalidad. Una persona con el trastorno límite puede experimentar episodios hipomaniacos, actuando muy animado, pero su estado de ánimo elevado no dura demasiado y siempre sucede después de haberse enamorado de alguien nuevo. Una vez que se desvanece el enamoramiento, la persona vuelve a sentirse abatida.

Relacionado con esto, Preston dijo: “El signo significativo de la hipomanía es la disminución de la necesidad de dormir. Las personas con hipomanía solo duermen por 3 o 4 horas, no sienten fatiga, mientras que las personas con trastorno límite, se sienten exhaustos. Además, las personas con el trastorno límite de la personalidad son “exquisitamente sensibles a los sentimientos de rechazo y abandono.”

Según Preston, la mejor forma de diagnosticar el trastorno de ciclotimia surge de: “Obtener una historia comprensiva del estado de ánimo de la persona, lo que requiere realizar entrevistas con el sujeto y los seres queridos que lo conocen muy bien. Por lo general, los seres queridos son los más aptos para detectar los cambios en el estado de ánimo.”

El trastorno de Ciclotimia se debe a cambios biológicos en el sistema nervioso. Pero afortunadamente, el tratamiento es altamente eficaz para reducir los síntomas y ayudar al paciente a mejorar su salud y llevar una vida plena.



Cómo afrontar la Ciclotimia

Si has sido diagnosticado con ciclotimia, aprende lo más que puedas sobre este trastorno. Como dice Van Dikj “Para hacer algo efectivo, necesitas saber con qué estás tratando”. Habla con un psicólogo o psiquiatra sobre los síntomas, causas, disparadores y las opciones de tratamiento.

Preston asegura que “muchos expertos están en contra del tratamiento farmacológico para la ciclotimia”. Una razón es que los estabilizadores del estado de ánimo tienen muchos efectos secundarios y los antidepresivos son bien conocidos por empeorar los síntomas de la ciclotimia a largo plazo (pueden disparar episodios de hipomanía).

Preston hizo hincapié en la importancia de dos estrategias fundamentales:

  1. Mantener patrones de sueño saludables, ya que pocas horas de sueño activan los episodios de estado de ánimo. Evitar el café después del mediodía puede mejorar dramáticamente las horas de sueño. Si te sientes muy cansado a la tarde, tómate 10 minutos para caminar, ya que ofrece la misma cantidad de energía que una taza de café.
  2. La segunda estrategia es evitar el consumo de drogas y alcohol. El abuso de alcohol se relaciona comúnmente con la ciclotimia. Cuando las personas están deprimidas, buscan la ayuda de unos tragos para aliviarse. Pero el alcohol exacerba los desórdenes del estado de ánimo y sabotea las horas de sueño (aunque te duermas rápido por haber consumido alcohol, este irrumpe en la calidad de sueño. Alcohol en conjunto con la cafeína no permite que logres las etapas profundas y regenerativas del sueño).
La Psicoterapia es altamente efectiva. Las investigaciones han encontrado que la terapia cognitiva-conductual y la terapia interpersonal de ritmo social (IPSRT) son de gran ayuda para el tratamiento de los desórdenes bipolares. Van Dijk y Stokl también han notado que la terapia conductual dialéctica es valiosa para el tratamiento de estos trastornos.

La terapia interpersonal rítmica social se enfoca en dos objetivos: mejorar las relaciones interpersonales y crear rutinas saludables. Según Preston, las relaciones pueden ser una fuente significativa de estrés para las personas con Ciclotimia y pueden contribuir a los cambios en sus estados de ánimo. Esta terapia es similar a la terapia familiar o de pareja, ya que ayuda a los individuos a aprender mejores habilidades de comunicación y a resolver sus problemas y también ayuda a los seres queridos a entender que la ciclotimia es un trastorno neuroquímico y no es culpa del sujeto.

Relacionado con las psicoterapias, Van Dijk dijo: "Todas estas psicoterapias pueden ayudar a los sujetos a aprender habilidades de afrontamiento efectivas, por ejemplo, un individuo puede aprender habilidades asertivas para ayudar a mejorar su relación y estrategias para procesar y gestionar sus emociones para evitar que se conviertan en conductas problemáticas, como el abuso de sustancias."


LA RUTINA ES LA CLAVE PARA ESTABILIZAR LOS ESTADOS DE ÁNIMO

Preston asegura: “La rutina es la clave para estabilizar los estados de ánimo, y las personas con trastorno bipolar son especialmente sensibles al cambio. Cualquier modificación en sus patrones de alimentación, sueño o ejercicio, pueden interferir en sus ritmos circadianos y pueden disparar un episodio.”

Por eso es importante que los cambios se realicen bajo los mismos términos. Por ejemplo, los expertos sugieren que ir a la cama a la misma hora y despertarse al mismo horario, tal vez sea muy tedioso, pero puede ser de mucha ayuda para regular el estado de ánimo.

Fuente: Psychcentral
Imagen: Blogspot "Una Ciclotímica"

    lunes, 27 de julio de 2015

    Cómo hacer un listado de señales de alarma de manía o depresión

    Debemos escoger diez síntomas de alarma o pródromos que sean conductas, no pensamientos ni sentimientos. Las conductas son más fáciles de detectar y se relacionan con las emociones. Es más fácil, por ejemplo, medir cuántos cafés se ha tomado en un día (conducta objetiva) que si está irritable (sentimiento difícil de medir). Ésta es una forma rápida que le permitirá medir su estado de ánimo de una forma objetiva.

    Esta lista deberá contener conductas que antecedan a la enfermedad, pero que no sean síntomas de la misma, dado que si son síntomas será demasiado tarde para hacer un tratamiento precoz.

    Características que debe tener un pródromo:
    1. Debe ser una conducta: algo que hace o que deja de hacer. No poner pensamientos ni sentimientos 
    2. Esta conducta debe representar un cambio apreciable para usted 
    3. Debe aparecer de forma regular algunos días antes de la descompensación 
    4. La conducta debe ser concreta y referida al día de hoy 
    Vemos un ejemplo de pródromos de manía (no siempre debe ser así ni en la misma medida):
    • Dormir menos de 6 horas (normalmente duerme ocho horas)
    • Tomar más de cinco cafés en un día (normalmente toma 3 como máximo)
    • Fumar más de 10 cigarrillos/día (habitualmente fuma 7 cigarrillos/día)
    • Saltarse una comida (habitualmente nunca se salta ninguna comida)
    • Ir al gimnasio cuatro veces a la semana (normalmente va dos días)
    • Quedar con más de dos chicos a la semana (habitualmente puede quedar con un chico)
    • Conectarse a Internet para chatear cada noche antes de acostarse (normalmente antes de acostarse lee un libro)
    • Realizar más de cinco llamadas al día (lo habitual es que llame dos/tres veces)
    • Quedar dos noches entre semana con amigos (habitualmente no queda entre semana)
    • Iniciar conversaciones con personas de poca confianza (en eutímia no lo hace)
    Ejemplo de pródromos de depresión:
    • Se viste con chándal (habitualmente se viste más arreglado)
    • No devuelve las llamadas de teléfono (normalmente siempre lo hace)
    • Descienden los contactos sexuales con su pareja a una vez a la semana (lo habitual es que tengan tres contactos sexuales a la semana)
    • Deja de hacerse la cama (siempre se la hace)
    • Empieza a dejar de ducharse, en una semana no se ducha tres días (en eutimia se ducha cada día)
    • Se acuesta antes de las 23 h. (habitualmente se va a dormir a las 24h)
    • No se levanta cuando suena el despertador (siempre se pone el despertador y no tiene dificultades para despertarse)
    • Sólo va al gimnasio un día a la semana (lo habitual es que vaya tres veces)
    • Deja de escuchar música en su coche (habitualmente siempre pone la radio)
    • Deja de lavarse los dientes (en eutimia se lava los dientes tres veces al día)
    Un aspecto fundamental en el tratamiento del trastorno bipolar es la detección precoz de los síntomas de alarma (denominados en medicina como pródromos). En los grupos de psicoeducación se enseña a las personas con trastorno bipolar a detectar estos síntomas precoces para poder actuar rápidamente ante una recaída. Veamos cómo hacer este listado y cómo se debe utilizar.
    Cuando haya terminado la lista puede crear una "tarjeta apagafuegos", en la que constará por un lado el nombre y teléfono de contacto de su psiquiatra y por el otro lado el listado de pródromos de hipomanía/manía y depresión.

    Esta tarjeta se debe poner en un lugar visible para poder repasarla cada día. Si tiene tres pródromos del listado, debe poner en marcha el siguiente plan de emergencia:
    1. Confirmar o descartar que está iniciando un inicio de hipomanía/manía o de depresión. Para este paso debe contar con su persona de referencia que es una persona que debe conocer el trastorno bipolar, conocer cuáles son sus síntomas de recaída, ser una persona de su confianza y que tengan bastante contacto. Si confirmamos que estamos iniciando una fase de hipomanía/manía o depresión pasamos al siguiente paso, si no es así, seguiremos observando nuestro estado de ánimo durante los días siguientes. 
    2. Contactar con su terapeuta (psiquiatra o psicólogo) para acabar de confirmar el inicio del episodio y qué medidas farmacológicas o conductuales son adecuadas.
    En esta noticia hemos explicado la importancia de que la persona con trastorno bipolar y su persona de referencia detecten posibles señales de recaída de la enfermedad. Para ello, hemos detallado cómo se hace el listado de señales de alarma o pródromos y cómo actuar en caso de que tenga tres señales de alarma o más. De esta forma, detectando precozmente, podemos evitar una recaída.

    Bibliografía
    • Colom, F. Vieta, E.El trastorno bipolar. Superando los altibajos del ánimo. Una guía para profesionales, familias y pacientes. Morales y Torres. Barcelona, 2006.

    Fuente: http://www.forumclinic.org/

    viernes, 24 de julio de 2015

    Los psiquiatras advierten que el trastorno de personalidad pasa desapercibido

    • En atención primaria, hasta el 30% de los pacientes que acuden a consulta con dolor crónico o depresión puede sufrir este síndrome

    Entre el 25% y el 30% de las personas que acuden a las consultas de atención primaria podría padecer un trastorno de personalidad, aun cuando pase desapercibido para el médico de cabecera, que le recetará un tratamiento habitual para el dolor, dependencia o depresión que manifiesta el paciente. La terapia, desde luego, no dará resultado. “Puede suceder que el médico no tenga conceptos muy claros respecto a los trastornos de personalidad porque es un tema diferente, muy distinto, a los conceptos médicos”, afirma la doctora Andrea González, responsable médico de la Unidad de Trastorno Bipolar de AMSA Avances Médicos, durante la jornada “El paciente de relación difícil en Atención Primaria”, celebrada en la Clínica IMQ Zorrotzaurre de Bilbao. “Es muy importante que el médico tenga presente este tipo de trastornos porque muchos de los pacientes no son conscientes de lo que tienen, y llegan a la consulta con dolor, o una dependencia, o una depresión, cuando, en realidad, padecen un desorden de este tipo”.
    El trastorno de personalidad se manifiesta por medio de patrones de comportamiento disfuncionales, que dificultan de manera persistente la adaptación del paciente a las diferentes situaciones estresantes de la vida. Estos pacientes pueden presentar trastornos dolorosos crónicos, acudir a la consulta de forma recurrente, o tener un abuso de sustancias, depresión o conductas suicidas. Suelen recurrir con frecuencia a las consultas, aunque no responden a los tratamientos médicos usuales y tienen una difícil interacción. “No se trata solo de pacientes hiperfrecuentadores, sino también de aquellos que tienen una interacción médico-paciente difícil debido a que sus típicas alteraciones en la relación con los demás pueden suscitar también en el médico tratante y en otros profesionales de atención primaria respuestas emocionales negativas”, afirma la doctora González. “El conocimiento sobre los trastornos de personalidad y el diagnóstico adecuado sin lugar a dudas es una herramienta necesaria para poder mejorar la relación médico-paciente y ayudar a estas personas”.
    Sin embargo, las alteraciones psicológicas no detectadas previamente, como es el caso de trastornos de personalidad, hacen que los médicos tengan muchas dificultades para llevar a cabo su trabajo. “Evaluar la personalidad es difícil”, concluye la doctora González. “Los profesionales de la salud mental buscamos información de terceros, de la familia, de personas que le puedan conocer de antes, y les hacemos entrevistas largas para determinar el diagnóstico pero en atención primaria es más difícil realizarlas”.
    Fuente: http://www.diariovasco.com/

    Diferencias entre depresión mayor, distimia y trastorno bipolar


    Depresión mayor, distimia o trastorno bipolar:¿Qué diferencias hay?

    Este tipo de preguntas son frecuentes en mi trabajo. Las enfermedades psiquiátricas son tan desconocidas y al mismo tiempo tan tabú que la gente se asusta y se confunde, pensando que sufre patologías que en verdad no tiene.
    Depresión mayor
    Una depresión mayor, es un tipo de trastorno del estado de ánimo grave, en que la persona está extremadamente decaída, triste, abatida, sin ganas de hacer prácticamente nada. Los ámbitos vitales del paciente se ven afectados, es decir, no puede trabajar, no puede mantener un contacto regular con sus amigos, no realiza actividades de ocio, etc. Muchas veces hay pensamientos autolíticos o ideas de suicidio. El trastorno depresivo mayor normalmente aparece de repente, precipitado o no por algún suceso interno o externo que lo active. Se nota un cambio claro y considerable en la persona, de manera que todo el mundo puede darse cuenta de que el sujeto está sufriéndolo.
    Trastorno bipolar
    Un trastorno bipolar es muy particular, con síntomas específicos y concretos. Se caracteriza por la prevalencia de largos periodos depresivos, normalmente muy graves, intercalados con fases maníacas, en que la persona está muy eufórica y alterada. Estas etapas son extremas, el sujeto se siente invencible, con mucha energía y fuerza, pensando que puede hacer cualquier cosa. Los que están alrededor como la familia o amigos se dan cuenta que a la persona en sí le pasa algo extraño, su comportamiento no se percibe “normal”, y en la mayoría de ocasiones hay conductas o actitudes  agresivas y/o de hostilidad. Debemos tener en cuenta que hay tipos y grados diferentes de depresión bipolar: trastorno bipolar tipo I (el más grave), tipo II (más leve) y mixto, más difícil de diagnosticar pues las fases de manía y depresión están más entremezcladas, incluso produciéndose casi al mismo tiempo.
    Distimia
    Una distimia, a diferencia de los dos anteriores, es una enfermedad mucho más imperceptible. Se trata de un trastorno del estado de ánimo que puede pasar fácilmente desapercibido y sin diagnosticar, pues la afectación de la persona, de entrada, es menor. No tiene por qué perturbar los ámbitos vitales del sujeto, el cual continúa con su vida de forma más o menos regular. Muchas veces, estos trastornos empiezan en edades tempranas (adolescencia), cuando la personalidad se está formando y los sutiles síntomas se pueden confundir con la manera de ser de la persona. Se caracteriza por la prevalencia de un estado de ánimo variable, sin motivos aparentes y, sobretodo, por la dificultad para poder disfrutar de las cosas. Los síntomas son variados, desde cansancio, falta de energía, trastornos del sueño o el apetito, dificultad de concentración, irritabilidad, tristeza, pesimismo, sentimientos de inutilidad, inseguridad personal, pensamientos obsesivos, ansiedad, entre otros. A menudo, las distimias evolucionan en el tiempo y van empeorando si no se utiliza medicación para estabilizarlas. Así que es frecuente que el paciente acuda a la consulta de un psicólogo o de un psiquiatra cuando los síntomas se agravan y empiezan a alterar áreas importantes de la vida.
    Por: Helena Romeu LlabrésPsicólogo Clínico / España
    Fuente: http://www.drromeu.net/

    jueves, 16 de julio de 2015

    Muchas personas con trastorno bipolar también padecen trastornos de ansiedad

    Los trastornos de ansiedad suelen convivir con el trastorno bipolar, según demuestra el primer meta-análisis sobre la relación entre ambos desórdenes. "Aunque los especialistas en salud mental suelen ser conscientes de la elevada frecuencia de la comorbilidad en sus pacientes bipolares, algunos consideran que la ausencia de un trastorno del ánimo es un resultado terapéutico positivo", explicó vía e-mail la autora principal, doctora Barbara Pavlova, de la Universidad de Dalhousie, Halifax, Nueva Escocia, Canadá.

    Con su equipo revisó la literatura médica publicada e identificó a los mejores estudios con resultados originales sobre la prevalencia de los trastornos de ansiedad en los adultos con trastorno bipolar diagnosticados mediante cuestionarios validados.

    Finalmente, los autores seleccionaron 40 estudios sobre un total de 14.914 adultos de América del Norte, Europa, Australia, América del Sur y Asia. El 56 por ciento era mujer y la edad promedio era de 43,2 años.

    En The Lancet Psychiatry, el equipo publica que el 45% de los participantes bipolares tenían algún trastorno de la ansiedad, como trastorno de ansiedad generalizada (20%), fobia social (20%), trastorno de pánico (19%) y trastorno del estrés postraumático o TEPT (17%).


    El trastorno obsesivo compulsivo y el pánico eran casi siete veces más comunes en las personas bipolares que en el grupo control, mientras que el riesgo de TEPT crecía seis veces, el de fobia social o ansiedad generalizada se quintuplicaba y el de otras fobias se triplicaba en uno versus otro grupo. La prevalencia de la ansiedad no varió entre las personas con trastorno bipolar I y II.

    El equipo aplicó los criterios diagnósticos DSM-III y DSM-IV para definir los trastornos de ansiedad y revisó los estudios realizados hasta 1 de junio del 2014 que pudo reunir con los siguientes términos de búsqueda: ansiedad, trastorno de pánico, agorafobia, fobia social, ansiedad social, trastorno de ansiedad generalizada, fobia específica, trastorno obsesivo compulsivo, trastorno de estrés postraumático y trastornos de ansiedad no especificado.

    El doctor Michael Thase, profesor de psiquiatría de University of Pennsylvania, Filadelfia, elogió el estudio. "Los trastornos de ansiedad a menudo pasan desapercibidos en la fase maníaca. Esta comorbilidad exige una terapia orientada",comentó.

    Thase, que integra la Comisión de las Guías de Práctica Clínica para el Trastorno Bipolar de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, consideró que el meta-análisis debería atraer más atención a los trastornos de ansiedad.

    "Estamos atrasados con la revisión de nuestras guías", admitió y dijo que espera que las próximas guías destaquen "la importancia de los trastornos de ansiedad". El especialista consideró que se necesitan más estudios sobre las mejores prácticas para los trastornos de ansiedad.

    El doctor Philip B. Mitchell, jefe de psiquiatría de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Sídney, Australia, opinó que éste meta-análisis es "el primero" y "clave" sobre este tema.


    FUENTE: Por Laura Newman-Reuters Health Lancet Psychiatry, online 23 de junio del 2015.


    domingo, 12 de julio de 2015

    "Punto y coma": Un tatuaje revolucionario en pos de la SALUD MENTAL

    El tatuaje que celebra la Vida


    Es probable que navegando por Internet y las redes sociales, te encuentres con fotografías de personas que lucen en su cuello o muñecas un tatuaje de punto y coma.  No se trata de la última moda emergente, sino de un gesto con un proyecto definido detrás, que ha alcanzado popularidad recientemente, y que nació para transmitir un mensaje muy claro.

    Lo primero es lo primero: ¿cómo surgió esta iniciativa? Project Semicolon” nació de la mano de Amy Bleuel una de esas admirables mujeres capaces de transformar el dolor en superación. Amy, una norteamericana de 18 años, luego de pasar por una adolescencia bastante tormentosa, marcada con varios intentos de suicidio, se tatuó en el año 2013 este signo de puntuación después de que perdiera a su papá a consecuencia de la depresión suicidándose.

    En ese mismo año, 2013, las estadísticas hablaban de que cada 12,8 minutos una personas decide terminar con su vida en el mundo.

    Entre el punto final y el punto y coma la diferencia puede ser poca. Este último indica una pausa mayor que la coma pero más pequeña que el punto y la Real Academia Española indica que uno de sus usos es para separar oraciones o ideas independientes, pero que guardan una cierta relación con el tema del párrafo, está dotado de continuidad.

    “Proyecto punto y coma (en español) tiene un propósito claro: luchar contra la depresión, el suicidio, la adicción y todas aquellas prácticas autodestructivas que atentan contra nuestro desarrollo pleno. 

    Muchas son las personas que se han sentido identificadas con este proyecto y han tatuado su principal símbolo en la piel. Para ellas, este acto ha representado una estrategia para conectarse con otras personas en su misma situación, demostrar su valentía y -por sobre todo- sus ganas de seguir. El tatuaje del punto y coma se convierte en un recordatorio permanente para aquel que se lo hace de que ha elegido apostar y continuar con la vida.


    Gracias al apoyo de músicos, medios de comunicación y personas anónimas en redes sociales, el 'proyecto Punto y Coma' se ha convertido en un mensaje de esperanza que se ha propagado a distintas partes del mundo y se ha convertido en un símbolo de lucha, esperanza e inspiración para todas aquellas personas que se encuentren batallando con estos problemas de salud mental, tan frecuentes.

    En definitiva, este punto y coma es la manera más ilustrativa de expresar: Mi historia todavía no ha terminado, decido celebrar la vida”



    Fuentes consultadas: Europapress.es / Vivirsalud.imujer.com

    sábado, 23 de mayo de 2015

    La Serotonina y el bienestar

    La serotonina es un neurotransmisor que se encuentran en varias regiones del sistema nervioso central y que tienen mucho que ver con el estado de animo.

    Funciones de la serotonina

    • Entre las principales funciones de la serotonina esta la de regular el apetito mediante la saciedad, equilibrar el deseo sexual, controlar la temperatura corporal, la actividad motora y las funciones perceptivas y cognitivas.
    • La serotonina interviene en otros conocidos neurotransmisores como la dopamina y la noradrenalina, que están relacionados con la angustia, ansiedad, miedo, agresividad, así como los problemas alimenticios.
    • La serotonina también es necesaria para elaborar la melatonina, una proteína que es fabricada en el cerebro en la glándula pineal, y es la encargada de la regulación del sueño. La serotonina aumenta al atardecer por lo que induce al sueño y permanece elevada hasta el amanecer cuando comienza a descender.
    • Otra función importante de este neurotransmisor, es actuar como el reloj interno de nuestro cuerpo, lo que a su vez determina nuestros ciclos de sueño y vigilia. El reloj interno es el encargado de coordinar varias funciones biológicas como la temperatura corporal, la hormona del estrés, cortisol, y los ciclos del sueño. La correcta coordinación de estos 3 elementos hace que podamos dormir profundamente y despertar descansados. Los hombres producen hasta un 50% más de serotonina que las mujeres, por lo tanto, estas son más sensibles a los cambios en los niveles de serotonina.

    Cambios en los niveles de serotonina

    El estrés, los niveles de azúcar en sangre y los cambios hormonales, sobre todo en los estrógenos, son algunas de las causas por las que serotonina se ve alterada. Los niveles bajos de serotonina, se asocian a desequilibrios mentales como la esquizofrenia, autismo infantil, trastorno obsesivo compulsivo, hiperactividad infantil, depresión, estados de agresividad, migrañas, estrés e insomnio.
    El aumento de serotonina en los circuitos nerviosos produce una sensación de bienestar, relajación, mayor autoestima y concentración. La serotonina se puede medir a través de la sangre, aunque no se obtendrá mucha información, debido a que el cerebro y el resto del cuerpo se encuentran separados por la barrera hemato-encefálica, una especie de pantalla que no permite el paso de cualquier sustancia al cerebro. Por eso el cerebro fabrica sus propios neurotransmisores.

    Como aumentar la serotonina

    • El triptófano es precursor de la serotonina, este aminoácido esencial que es capaz de traspasar la barrera cerebral, no lo puede producir el organismo por lo que debe ser obtenido a través de la dieta.
    • Las semillas de Griffonia simplicifolia, una planta que crece en la sabana y en la costa del oeste de Afrecha, son ricas en 5-hidroxitriptofano (5-HTP), una sustancia que sirve de nexo entre el triptófano y la serotonina.
    • Practicar determinadas técnicas de relajación, yoga, meditación ayuda a elevar los niveles de serotonina.
    • Hacer ejercicio con regularidad, la vida al aire libre, pasear y bailar favorece el incremento de esta sustancia.
    • Cambiar de actividad, hacer cosas nuevas, emprender nuevos proyectos, viajar... ayuda a que la serotonina aumente.
    Son ricos en triptófano las pastas, arroz, cereales, leche, huevos, soja, pollo, pavo, queso, plátano y leguminosas.
    En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

    Por Almudena Requero. Periodista especializada en temas de salud y terapias naturales. Autora del libro "Mi hijo es hiperactivo y distraído", Fuente: www.enbuenasmanos.com.