Translate

MentesBrillantesVzla - YouTube

Loading...

sábado, 15 de marzo de 2014

Fortalezas en tiempos de crisis

Durante tiempos de crisis, se hace necesario desarrollar estrategias de supervivencia emocional para enfrentar eficiente y exitosamente la carga emocional que se acumula (fortaleza ante la adversidad o resilencia, como se llama hoy día). Sugerimos algunas herramientas prácticas.


La crisis puede ser oportunidad de crecimiento, esto último se denomina capacidad de asimilación (adaptación), lo que no significa pasividad o resignación. Por más profunda o angustiosa que sea, bien manejada es excelente opción de crecimiento y maduración (así haya sufrimiento). Como en el parto, del dolor surge algo bueno. Cuando se activan las partes maduras y sanas de la personalidad, es posible enfrentarla adecuadamente, no perder estabilidad emocional y enriquecerse. La investigación sobre resilencia (fortaleza emocional) sugiere que ante la adversidad se ponen en práctica siete mecanismos que promueven fortaleza psíquica:


1) Penetración: Desarrollar la capacidad de entender en forma racional y despojado de apasionamientos lo que ocurre. Entender que nada es blanco o negro, que hay matices en todo, esto implica practicar la tolerancia, la empatía (capacidad de entender al otro o colocarse en su lugar) y el acercamiento razonado y razonable ante cualquier situación de la vida. Ser irracional crea más crisis y lleva al caos.

2) Independencia: Desarrollar la capacidad de separarse, tomar distancia o alejarse transitoriamente, por periodos breves de la situación angustiante o preocupante. Tomar pausas o descansos que permitan reponer energía emocional. Implica desconectarse de la angustia y conectarse al placer. Alcohol o drogas no entran en esta categoría. Loe ejercicios, la meditación, el yoga son ejemplos.

3) Relaciones afectivas: Activar la relación afectiva con personas cercanas. Es compartir afectivo libre de tensión o conflicto, no para abundar en diálogos sobre el conflicto, sino para compartir. Incluye la catarsis (desahogarse), no aislarse.

4) Iniciativa: En medio de la crisis, utilizar la iniciativa e imaginación para desarrollar formas distintas, prácticas, novedosas y sanas de enfrentarla. Hay que desprenderse de viejas maneras de enfrentarla, superar prejuicios o hábitos, para emprender nuevas acciones. Si la "solución no es efectiva, hay que cambiarla".

5) Humor: La capacidad de ver lo cómico en lo trágico es indispensable para no dejarse llevar por sentimientos extremos (agresión, tristeza, etc)... La risa, remedio infalible.

6) Moralidad y espiritualidad: no abandonar principios morales que guían la vida. Discernir entre el bien y el mal es necesario al manejarse emociones como la rabia, la tristeza o el miedo. Recurrir a la espiritualidad o práctica religiosa es importante.

7) Actividades creativas: Dedicar tiempo a formas creativas y constructivas como el juego, la escritura, dibujo, arte, expresión musical, que son expresiones que permiten la sublimación de emociones que sirve de aliviadero a emociones negativas. 

FUENTE: DR. PEDRO DELGADO Médico Psiquiatra, para EL UNIVERSAL-Venezuela, miércoles 12 de marzo de 2014  


viernes, 17 de enero de 2014

¿Qué es el trastorno bipolar?

¿Experimenta estados de ánimo intensos?

¿Algunos días se siente muy feliz y con mucha energía y otros muy triste y deprimido? ¿Le duran estos estados de ánimo una semana o más? ¿Le es difícil dormir, concentrarse, o ir a trabajar debido a estos cambios de ánimo?
Algunas personas que experimentan estos síntomas sufren del trastorno bipolar, una grave enfermedad mental. Lea este folleto para obtener más información.

¿Qué es el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar es una grave enfermedad del cerebro. También se llama enfermedad maníaco-depresiva. Los que sufren del trastorno bipolar experimentan cambios de ánimo inusuales. A veces se sienten muy felices y “animados” y mucho más activos que de costumbre. Esto se llama manía. Y a veces los que sufren del trastorno bipolar se sienten muy tristes y “deprimidos” y son mucho menos activos. Esto se llama depresión. El trastorno bipolar también puede provocar cambios en la energía y el comportamiento.
El trastorno bipolar no es lo mismo que los altibajos que experimentan todas las personas. Los síntomas bipolares son más potentes. Pueden dañar las relaciones entre personas y hacer que sea más difícil ir a la escuela o conservar un empleo. También pueden ser peligrosos. Algunos personas que sufren del trastorno bipolar intentan hacerse daño o suicidarse.
Los que sufren del trastorno bipolar pueden obtener tratamiento. Con ayuda pueden mejorar y llevar vidas exitosas.

¿Quién puede desarrollar el trastorno bipolar?

Cualquier persona puede desarrollar el trastorno bipolar. A menudo comienza en las últimas etapas de la adolescencia o al principio de la adultez. Pero también niños y adultos pueden sufrir del trastorno bipolar. Generalmente la enfermedad dura toda la vida.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno bipolar?

Los cambios de estado de ánimo bipolares se llaman “episodios anímicos”. Las personas pueden tener episodios maníacos, depresivos, o “mixtos”. Un episodio mixto incluye síntomas tanto maníacos como depresivos. Estos episodios anímicos provocan síntomas que duran una semana o dos y a veces más. Durante un episodio, los síntomas se presentan todos los días durante la mayor parte del día.
Los episodios anímicos son intensos. Las emociones son fuertes y ocurren junto con cambios extremos en los niveles de comportamiento y energía.
Los que sufren un episodio maníaco pueden:

  • Sentirse muy “alegres” o “animados”
  • Sentirse muy “nerviosos” o “alterados/ansiosos”
  • Hablar muy rápido de muchas cosas distintas
  • Estar inquietos, irritados, o “sensibles”
  • Tener problemas para relajarse o dormir
  • Creerse capaz de hacer muchas cosas a la vez y estar más activos de lo común
  • Hacer cosas arriesgadas, como gastar mucho dinero o tener sexo sin cuidado alguno

Los que sufren un episodio depresivo pueden:

  • Sentirse muy “deprimidos” o tristes
  • Sentirse preocupados y vacíos
  • Tener problemas para concentrarse
  • Olvidarse mucho las cosas
  • Perder el interés en actividades divertidas y volverse menos activos
  • Sentirse cansados o sin energía
  • Tener dificultad para dormir
  • Pensar en la muerte o el suicidio

¿Qué causa el trastorno bipolar?

Varios factores pueden contribuir al trastorno bipolar, entre ellos:

  • Los genes, porque la enfermedad es hereditaria
  • La anormalidad en la estructura y función del cerebro

Las causas del trastorno bipolar no siempre son claras. Los científicos están tratando de obtener más información sobre el trastorno a través de estudios. Estas investigaciones quizás puedan ayudar a los médicos a predecir si una persona sufrirá del trastorno bipolar. Algún día, quizás también puedan ayudar a los médicos a prevenir la enfermedad en algunas personas.

¿Puede el trastorno bipolar coexistir con otros problemas?

Sí. A veces los que sufren episodios anímicos muy intensos pueden tener síntomas psicóticos. Estos intensos síntomas pueden provocar alucinaciones (ver u oír cosas que no son reales). Los que sufren manía y síntomas psicóticos pueden creer que son ricos y famosos o que tienen poderes especiales. Las personas con depresión y síntomas psicóticos pueden creer que han cometido un crimen o que sus vidas están destruidas.
A veces los episodios anímicos vienen acompañados de problemas de comportamiento. Una persona puede beber demasiado o consumir drogas. Algunos corren muchos riesgos como, por ejemplo, gastan demasiado dinero o tienen sexo sin cuidado alguno. Estos problemas pueden dañar vidas y perjudicar relaciones. Algunas personas que sufren del trastorno bipolar tienen problemas para conservar su empleo o desempeñarse bien en la escuela.

¿Es fácil diagnosticar el trastorno bipolar?

No. Algunas personas sufren del trastorno bipolar durante años antes de que alguien lo sepa. Esto se debe a que los síntomas bipolares pueden parecerse a varios problemas diferentes. Los familiares y amigos pueden no darse cuenta de que los síntomas de una persona son parte de un problema mayor. Un médico puede creer que la persona tiene una enfermedad distinta como, por ejemplo, esquizofrenia o depresión.
Además, los que sufren del trastorno bipolar a menudo tienen otros problemas de salud. Esto puede hacer que a los médicos les sea difícil diagnosticar el trastorno bipolar. Ejemplos de estos otros problemas incluyen el abuso de sustancias, los trastornos de ansiedad, la enfermedad de la tiroides, las enfermedades cardíacas, y la obesidad.

¿Cómo se trata el trastorno bipolar?

Por ahora, el trastorno bipolar no tiene cura. Pero un tratamiento puede ayudar a controlar los síntomas. La mayoría de las personas pueden obtener ayuda para controlar los cambios de estado de ánimo y problemas de comportamiento. Un tratamiento funciona mejor cuando es continuo y no es interrumpido de vez en cuando.
  1. Medicamentos. Distintos tipos de medicamentos pueden dar buen resultado. Las personas responden a los medicamentos de distintas maneras, así que el tipo de medicamento seleccionado depende del paciente. A veces una persona debe probar distintos medicamentos para descubrir cuáles dan mejor resultado.

    Los medicamentos pueden provocar efectos secundarios.Los pacientes siempre deben comunicarle al médico estos problemas. Además, los pacientes no deben dejar de tomar un medicamento sin consultar al médico. Suspender los medicamentos de repente puede ser peligroso y puede empeorar los síntomas bipolares.
  2. Terapia. Distintas clases de psicoterapia o terapia “de diálogo” pueden ayudar a las personas que sufren del trastorno bipolar. La terapia las puede ayudar a cambiar su conducta y manejar sus vidas. También puede ayudar a los pacientes a llevarse mejor con familiares y amigos. A veces la terapia incluye a los familiares y amigos.
  3. Otros tratamientos. Algunas personas no mejoran con medicamentos y terapia. Estas personas pueden tratar la “terapia electroconvulsiva” o TEC. A veces se la llama terapia de “choque”. La TEC da un “choque” rápido que a veces puede corregir problemas en el cerebro.

    A veces las personas toman suplementos naturales y a base de hierbas como, por ejemplo, Hierba de San Juan o ácidos grasosos con omega-3. Consulte a su médico antes de tomar cualquier suplemento. Los científicos no están seguros sobre cómo estos productos afectan a los que sufren del trastorno bipolar.

    Puede que algunas personas también necesiten medicamentos para dormir durante el tratamiento.

FUENTE: Gracias al apoyo del Instituto Nacional de Salud Mental de los Estados Unidos por sus siglas en inglés NIMH, por permitirnos publicar éste artículo desarrollado por el Comité de Educación de dicha Institución. http://www.nimh.nih.gov

sábado, 11 de enero de 2014

¿Qué es una enfermedad mental?

Datos sobre las enfermedades mentales

¿Qué es una enfermedad mental?

Las enfermedades mentales son condiciones médicas que interrumpen el pensamiento, los sentimientos, el humor, la habilidad de relacionarse con otros y el funcionamiento diario de una persona. Así como la diabetes es un desorden del páncreas, las enfermedades mentales son desórdenes que a veces disminuyen la capacidad que tienen las personas para afrontar las demandas ordinarias de la vida.

Entre las enfermedades mentales serias se encuentran: la depresión, la esquizofrenia, el trastorno bipolar, el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), el trastorno de pánico, el estrés post-traumático (PTSD por sus siglas en inglés), y el trastorno de la personalidad. La buena noticia sobre las enfermedades mentales es que su recuperación es posible.

Las enfermedades mentales pueden afectar a cualquier persona, sin importar su edad, su raza, su religión o su clase social. Dichas enfermedades no son el resultado de alguna debilidad personal, de la falta de carácter o de la indisciplina. Lo importante es saber que estas enfermedades son tratables. Por esto, la mayoría de las personas que padecen una enfermedad mental seria puede experimentar una gran mejoría si participan activamente de un plan de tratamiento individual.

Junto al procedimiento médico, los tratamientos psicosociales, como la terapia del comportamiento cognitivo, la terapia interpersonal, los grupos de apoyo y otros servicios de la comunidad pueden ser parte del tratamiento y facilitar la recuperación. Además, una dieta equilibrada, el ejercicio físico, el descanso adecuado, las relaciones interpersonales y las actividades remuneradas o voluntarias contribuyen a la salud y al bienestar total, incluyendo la recuperación de las enfermedades mentales.

Algunos datos importantes sobre las enfermedades mentales y su recuperación son los siguientes:
 Las enfermedades mentales son desórdenes físicos que no dependen ni de la personalidad ni de la inteligencia del individuo, por eso requieren tratamiento profesional ya que no se pueden superar sólo con la "voluntad".

► Los desórdenes mentales tienen diferentes niveles de severidad. Aunque cualquier persona puede padecerlas, sólo el seis por ciento de la población padece una enfermedad mental; o sea, uno de cada diecisiete americanos sufre de enfermedades mentales serias. Por otra parte, se estima que una de cada cinco familias en los Estados Unidos se encuentra afectada por las enfermedades mentales.

 La Organización Mundial de la Salud reportó que cuatro de cada diez incapacitados en los Estados Unidos y en los otros países desarrollados padecen desórdenes mentales. Para el año 2020, la depresión será la causa principal en el mundo de la incapacidad entre mujeres y niños.

 Las enfermedades mentales generalmente atacan a personas en el apogeo de sus vidas, a menudo durante la adolescencia o durante los primeros años de la adultez. Todas las edades son susceptibles, pero los jóvenes y los ancianos son especialmente vulnerables.

 Sin el tratamiento adecuado, las consecuencias de las enfermedades mentales para el individuo y para la sociedad pueden ser graves. Entre éstas sobresalen la: incapacidad innecesaria, el desempleo, el abuso de sustancias, la falta de vivienda, el encarcelamiento o el suicidio. El costo económico, en los Estados Unidos, de las enfermedades mentales no tratadas es más de cien mil millones de dólares anuales.

► Hoy en día, los mejores tratamientos para las enfermedades mentales serias son altamente eficaces; entre el setenta y el noventa por ciento de los pacientes que reciben un tratamiento adecuado con medicamentos y ayuda psicosocial tienen una reducción significativa de los síntomas y, por consecuencia, una mejor calidad de vida.

 Con el tratamiento farmacológico y una amplia gama de servicios adaptados a sus necesidades, la mayor parte de la gente que vive con enfermedades mentales serias puede reducir grandemente el impacto de su enfermedad. Un concepto muy importante es adquirir maestría en el desarrollo de estrategias para manejar el proceso de la enfermedad.

 La identificación y el tratamiento temprano son de vital importancia.Un diagnóstico y tratamiento temprano logrará que la recuperación sea más rápida y que los daños sean menores.

 El estigma que la sociedad le brinda a las enfermedades mentales no permite creer que dichos desórdenes son una condición real y tratable. Se ha permitido que el estigma y un sentido injustificable de obstaculicen el tratamiento y la recuperación. Es hora de remover estas barreras.

Fuente: www.nami.org

martes, 7 de enero de 2014

Crean un mapa corporal de las emociones


De izquierda a derecha, mapa corporal de emociones: ira, miedo, asco, felicidad, tristeza y sorpresa.

Una pena que duele en el pecho, una calidez que alborota todo el cuerpo o un enfado que tensa los músculos: la forma en que nuestro cuerpo reacciona a las emociones ha sido descrita con bellas metáforas y con trillados lugares comunes.


Pero ahora, un equipo de investigadores finlandeses ha creado el que probablemente sea el primer mapa corporal de las emociones humanas.
Por lo tanto, concluyen los autores del trabajo que publica la revista PNAS de la Academia de Ciencias de Estados Unidos, este mapa físico emocional tiene bases biológicas y es universal.
¿Y por qué reacciona el cuerpo de esta manera? Según se explica en este estudio, se trata de mecanismos biológicos que nos preparan para responder al entorno, ya sea para defendernos o para disfrutar de la situación.
"Las emociones ajustan no sólo nuestra salud mental, sino también nuestros estados corporales", explica Lauri Nummenmaa, profesor de neurociencia y líder del equipo investigador.
"De esta forma nos preparan para reaccionar rápidamente ante los peligros, pero también ante cualquier oportunidad que ofrezca el entorno, como una interacción social placentera".

Amor y felicidad en todo el cuerpo

Para su estudio, los científicos realizaron cinco experimentos en los que 701 personas debían localizar en qué lugar sentían el efecto de una serie de emociones básicas –como la ira, el miedo, el asco, la felicidad, la tristeza o la sorpresa– y otras más complejas –como la ansiedad, el amor, la depresión, el desprecio, el orgullo, la vergüenza y la envidia.
Los participantes debían colorear una silueta humana en las zonas que se activaban más o menos mientras oían las palabras que designan cada una de estas emociones. El rojo se usó para marcar las áreas de mayor actividad y el azul las de menor sensación.
Así observaron una gran coincidencia, por encima del 70%, de las zonas coloreadas.
Según se puede apreciar en el mapa creado por los investigadores, las dos emociones que causan una reacción corporal más intensa y en todo el cuerpo son el amor y la alegría.
De izquierda a derecha y de arriba abajo: ira, miedo, asco, felicidad, tristeza, sorpresa, neutralidad, ansiedad, amor, depresión, desprecio, orgullo, vergüenza y envidia.
También se puede ver que, en general, todas las emociones básicas activan sensaciones en la parte superior del cuerpo, donde están los órganos vitales, y especialmente en la cabeza.
"Observar la topografía de las sensaciones corporales disparadas por las emociones permite crear una herramienta única para la investigación de las emociones y puede incluso ofrecer indicadores biológicos de trastornos emocionales", dicen los científicos en su estudio.
Además de la prueba de las palabras, también se hicieron otros cuatro experimentos con fotografías, imágenes, películas y relatos que buscaban transmitir a los sujetos las emociones en cuestión.
Y para asegurarse de que estos mapas físicos emocionales no dependían de la cultura o el grupo lingüístico al que pertenecían los participantes, se repitieron los ejercicios con tres grupos diferentes: finlandeses, suecos y taiwaneses.
Los científicos observaron que los resultados seguían mostrando coincidencias: la respuesta física a las emociones, parece, es universal.

FUENTE: www.bbc.co.uk 

domingo, 17 de noviembre de 2013

Técnicas de neuroimagen con el flujo de sangre logran la diferenciación entre el trastorno bipolar y la depresión unipolar

Los escáneres cerebrales detectan el trastorno bipolar con un 81% de precisión.



Un equipo de investigadores de la Universidad de Pittsburgh, EE.UU. encontró que los nuevos métodos de imagen que miden el flujo sanguíneo cerebral puede ayudar a diagnosticar el trastorno bipolar en sus primeras etapas.
Los resultados, publicados en el British Journal of Psychiatry, también muestran que las técnicas pueden diferenciar el trastorno de la depresión.
El equipo analizó a 44 mujeres para el estudio. De ellos, 18 tenían trastorno bipolar-I, 18 con depresión unipolar y 18 sirvieron como grupo de control, sin ningún tipo de trastorno del humor o la depresión.
Con el uso de un nuevo método de imagen llamado arterial spin labeling, los investigadores fueron capaces de medir el flujo de sangre de los participantes, con el fin de supervisar las regiones del cerebro relacionada con la depresión.
Este nuevo método de imagen mostró una precisión del 81% en la determinación de que las mujeres sufren de trastorno bipolar y la depresión unipolar que las mujeres tenían.
Otro nuevo método también fue utilizado, denominado "Análisis de Reconocimiento de Patrones", que permite a los investigadores a monitorear las diferencias específicas en el cerebro de cada individuo.
"Anteriormente, el diagnóstico más preciso puede hacer una gran diferencia para los pacientes y sus familias, e incluso puede salvar vidas. Este es un descubrimiento muy prometedor que pone de relieve la utilidad de la neuroimagen para identificar biomarcadores asociados a diferentes condiciones la salud mental", dice el investigador principal Jorge Almeida.
FUENTE: http://www.isaude.net/es/noticia/35784/ciencia-y-tecnologia
Publicación de fecha: 26/08/2013
FOTO: Shubhangi Kene/Foto Stock

LA DEPRESIÓN Y LA NAVIDAD

La temporada de vacaciones para la mayoría de las personas es una época divertida del año, llena de fiestas, celebraciones y reuniones sociales con familiares y amigos. Para muchas personas, es un tiempo lleno de tristeza, de autoevaluación, soledad y ansiedad sobre un futuro incierto.

La mayoría de nosotros, en algunos momentos de nuestras vidas, nos hemos sentido deprimidos durante las fiestas. Esto ocurre cuando nuestras grandes expectativas sobre las vacaciones chocan con la realidad de las reglas, los adolescentes hoscos, regalos decepcionantes, y las tarjetas excedidas sobre el límite de crédito. Esto ocurre tan pronto cuando oímos el sonido de los familiares en la reanudación de sus antiguos papeles disfuncionales en la familia. 

Incluso en un estado no-depresivo, las vacaciones son estresantes y a menudo decepcionantes.

En la medida que las vacaciones se aproximan cada año, cada vez más personas sufren de depresión de vacaciones. Algunos expertos culpan a los factores relacionados con la nutrición. Expertos en nutrición creen que la depresión es causada por el exceso de azúcar y los alimentos grasos que corren por nuestros cuerpos.

Las personas mayores son más susceptibles a la depresión en las fiestas.

Los ancianos pueden tener un momento especialmente duro con los días de fiesta. Muchas razones pueden contribuir a ello. La pérdida de una persona importante en el último año, o el aniversario de una pérdida o un acontecimiento traumático pueden hacer a los recuerdos regresar y producir desanimo.

Casi dos tercios de los encuestados dijeron que han sufrido de depresión durante las fiestas, a menudo hasta el punto de que no participan en las actividades de la temporada. La depresión y los suicidios ocurren generalmente en una proporción más alta durante las fiestas que en cualquier otra época del año.

Las mujeres y depresión en las fiestas.

"La encuesta muestra que hay muchas mujeres que sufren innecesariamente de la depresión durante las fiestas", dice Amy Niles, presidenta de la NWHRC."La buena noticia es que la planificación cuidadosa, el ejercicio regular, el apoyo de sus seres queridos y el tratamiento de un profesional de la salud pueden ayudar a las personas a superar la depresión y disfrutar de las fiestas."

Las mujeres nos informaron que no asistían a las fiestas, tiendas de decoración, o hacer regalos, debido a su depresión. También informaron de beber demasiado y dijeron que el estrés y la ansiedad - familia, no los regalos o alegría de las fiestas - fueron las primeras cosas que les vinieron a la mente cuando pensaron en las fiestas de vacaciones.

Sin embargo, más de la mitad de las mujeres encuestadas coincidieron en que hay maneras de ayudar a prevenir la aparición de la depresión. Estas incluyen el fijarse expectativas realistas, hacer ejercicio, la elaboración de un presupuesto y el voluntariado para ayudar a otros en necesidad.

Las causas de la depresión de las fiestas navideñas

La tristeza es un sentimiento muy personal. Lo qué hace que una persona se sienta triste, no necesariamente afecta a otra persona. Las fuentes típicas de la tristeza de las fiestas son: el estrés, la fatiga, las expectativas poco realistas, la comercialización excesiva, el estrés financiero, y la incapacidad para estar con los familia y amigos. El equilibrio de las demandas de las compras, fiestas, obligaciones familiares, y huéspedes de la casa pueden contribuir a sentimientos de agobio y tensión creciente. Las personas que no se ven a sí mismos como deprimidos pueden desarrollar respuestas de estrés, tales como: dolores de cabeza, beber en exceso, comer de más-, y dificultad para dormir. Otros pueden experimentar tristeza después de lasfiestas de Año Nuevo / 01 de enero. Esto puede deberse a las expectativas construidas, las decepciones del año anterior, junto con el estrés y la fatiga.

Estrategias de acción: fiestas y depresión

Tengo algunas sugerencias para la depresión de las fiestas navideñas, elaborado a partir de mi experiencia. Por cierto, estas también son buenos para los no-depresivos que estan totalmente estresado y al borde del precipicio.

En primer lugar, si usted sufre de depresión o soledad en las fiestas, no debe estar solo!! Incluso si eso significa donar su tiempo para ayudar a los necesitados en una línea de alimentos o comedor de beneficencia, recomendación para no estar solo. Hay muchos programas valiosos para participar con mucho tiempo en anterioridad a las vacaciones, y esa participación va a disminuir sus sentimientos de soledad, de baja autoestima y baja autoestima.

Una segunda opción puede ser asistir a celebraciones en los días festivos, como los servicios de la iglesia, iluminación de las velas que sirven para acoger el corazón, o la gala de conciertos musicales que llenan nuestro espíritu con la belleza y el cumplimiento de la canción. Esto también ayuda a las personas deprimidas a sentirse menos triste y alienta un corazón luminoso, aquellos que tienen un medio ambiente feliz y que participan en la iglesia o servicios musicales.
  • Tenga en cuenta que el cuidado de uno mismo es un regalo para todo el mundo porque todo el mundo acaba teniendo una vida más feliz y más sana en las fiestas.
  • En lugar de hacerte pasar por el calvario de enviar tarjetas de Navidad de papel, envíelas por medios electrónicos, en su lugar. Amazon tiene una buena selección de tarjetas de navidad electrónicas gratis.
  • Si tiene que enviar las tarjetas, simplemente firme en vez de romperse la cabeza tratando de llegar a algo alegre.
  • Si la habitual música de la Navidad es realmente rejilla de los nervios, tratar de música diferente, a las versiones clásicas o las corales de villancicos.
  • No ser capaz de hacer lo que solía hacer en los últimos años puede ser difícil de manejar como un anciano puede sentirse "atrapado" en busca de lo que solía hacer durante la temporada de fiestas. Puede ser difícil hacer frente la realidad de que una cena de seis por doce ya no es posible más.
  • Definir sus límites personales y aferrarse a ellos. Decida por usted mismo lo mucho que quiere participar en las actividades, entretener los huéspedes, visitar a los familiares, o de viaje durante las fiestas. No hay una forma correcta de disfrutar la temporada, Así que deje la culpa por la elección de su propio horario. Se sentirá mejor a cargo de su propia vida, y menos probable que se sienta estresado o deprimido.
  • Marcha atrás en su decoración. No envuelva la casa y arbustos en luces. Coloque la corona en la puerta, y encargue la decoración para el exterior de la casa. Decorar un árbol de Navidad es una tarea monumental, especialmente si tiene un árbol vivo. Considere la posibilidad de simplemente tener un árbol pequeño.
  •  La gente se olvida de hacer ejercicio durante las fiestas. En la mayor parte del mundo, el clima es frío y el cielo está oscuro. Asegúrese de que usted está haciendo ejercicio a diario y enviar más oxígeno a las células del cerebro. El resultado del ejercicio mejorará su salud, así como su actitud.
  • Mi madre siempre dice, "si no puedes decir nada bueno acerca de otros, no digas nada en absoluto." Sin embargo, cuando te encuentras en una conversación y un familiar dice: "Recuerdas al tío Phil?" "Él era un alcohólico". Responda con "sí, tío Phil era un alcohólico y él era la persona más caritativa, que he conocido." Conecte declaración negativa de su amigo sobre Phil con uno positivo.
  • Si usted puede permitirse, haga arreglos para tomarse unas vacaciones durante la Navidad. Vaya a un lugar tropical o donde la Navidad no se celebra, y justo evite todo esto. Usted puede utilizar la excusa de prepararse para sus vacaciones como una manera de evitar compromisos sociales.
  • Trate de mantenerse alejado del alcohol que fluye libremente en esta época del año. Muy simplemente, el alcohol es un depresivo. Es la última cosa que necesita. Se puede aliviar el dolor durante un rato, pero es probable que al final se sienta más tristes y sensible.


viernes, 15 de noviembre de 2013

Cuidado con las condiciones climatológicas y su estado de ánimo


La palabra depresión se escucha con más frecuencia que en años anteriores. Reconocemos sus causas, más nunca se piensa que las condiciones climatológicas pudieran tener un impacto significativo en nuestro estado de ánimo. Este impacto puede notarse en la condición conocida como “depresión de temporada” o “Seasonal Affective Disorder” conocida por sus siglas en inglés como SAD. 

La condición de la depresión de temporada, también conocida como “Winter Blues”, ocurre en ciertas temporadas más que en otras del año, en particular en el invierno, aunque se han reportado casos menos frecuentes en temporada de verano. 

La condición de la “depresión de temporada” o SAD puede comenzar a presentarse durante la adolescencia pero en la mayor parte de los casos se da en la adultez. La prevalencia de la condición es más común en las mujeres con un 75 % por ciento, de acuerdo a información de los Institutos Nacionales de la Salud y la Asociación Americana de Psiquiatría. 

La razón para que se desarrolle la condición se debe a que los inviernos son más largos y oscurece más temprano. La cantidad de luz solar es menor y nuestro cerebro, al no procesar la luz solar como en otras estaciones, disminuye la producción del neurotransmisor conocido como serotonina. La serotonina impacta nuestro estado de ánimo y, por consecuencia, se desarrolla la condición. No es necesario tener un historial de salud mental previo para desarrollar la condición. 

De acuerdo a los Institutos Nacionales de la Salud, los síntomas tienden a presentarse durante los meses de otoño e invierno. Estos son similares a los de otras formas de depresión clínica, como: desesperanza, aumento en el apetito y por consecuencia aumento de peso, aumento en el patrón del sueño, disminución en los niveles de energía y concentración, falta de interés en actividades diarias, movimientos lentos, tendencia al aislamiento social y sentimientos de irritabilidad y tristeza. 

La condición de la depresión de temporada, de acuerdo a varios autores, puede convertirse en una depresión severa y la presencia de pensamientos con ideas de muerte podría estar presente. Es por tal razón que, de tú o un ser querido presentar estos síntomas no dude en consultar con su profesional de la salud como su médico personal o un profesional de la salud mental. El tratamiento para la condición es similar al de otros tipos de depresión con la utilización de antidepresivos y psicoterapia. Mas para su tratamiento se utiliza también la terapia de luz o “light therapy”. La utilización de la terapia de luz consiste de una lámpara, la cual es recetada por su médico y provee los efectos similares a los rayos solares aumentando los niveles de serotonina. Los beneficios de este tratamiento se comienzan a notar entre las 3 y 4 semanas de iniciado el tratamiento. Esta resulta altamente efectiva, de acuerdo a fuentes de los Institutos Nacionales de la Salud. 

Consejos para prevenirla y tratarla: No debe sentirse cohibido o avergonzado de buscar ayuda de sentir los síntomas de la depresión de temporada o SAD. Lo más importante para cuidar su salud y la de los suyos es informarse, reconocer los cambios en su estado de ánimo y buscar una opinión profesional. 

  • Comparta y socialice con su familia y amistades. No see aísles, interacciona con otros, ya que el apoyo social es un factor preventivo y de tratamiento. Nada como sentirse parte de un grupo en el que se sienta apreciado e integrado. 
  • Mantenga una higiene del sueño saludable. Trate de no alterar su patrón del sueño. Consulte a su médico de tener dificultades en esta área, ya que el aumento excesivo en el sueño también puede resultar en efectos negativos en tu salud. 
  • Comer saludablemente es un factor importante para mantener un organismo en óptimas condiciones. Ante los cambios climatológicos, evite el alcohol y el tabaco en exceso. A su vez, modera el consumo de alimentos altos en hidratos de carbono y azúcares. 
  • Buena adherencia al tratamiento. Sigue las instrucciones sobre los medicamentos recetados por su profesional de la salud. De tener alguna duda consulta, pregunta es su salud y es importante sentirte apoderado en el manejo de esta. 
  • Realizar ejercicios. Si por las inclemencias del tiempo no puede realizar ejercicios fuera del hogar, camina, sube y baja escaleras. Puede realizar ejercicios en su hogar por medio de vídeos y no olvide que con el simple hecho de que realizar sus tareas diarias, como recoger su casa, ya está en movimiento. Lo importante es mantenerse activo, ya que los climas fríos tienden a disminuir los niveles de energía. 
  • Utiliza la terapia de luz (“Light therapy”). Sigue las instrucciones para su uso y presenta consistencia al tratamiento. Lo más importante para el manejo de esta condición es informarse y consultar a su profesional de la salud. Recuerde que no está solo y que la identificación temprana será primordial en su tratamiento.

 FUENTE: http://www.elcomercio.com/salud/depresion-clima-salud-sentimientos-salud_mental-serotonina_0_1029497201.html.  ElComercio.com